El Caos

Ecuador. Chile. España. Argentina.

Naomi Klein tiene en su haber una larga lista de materiales producidos que son casi de lectura obligatoria. Uno de ellos es la doctrina del shock. Para amantes de audiolibros y documentales colgados en la nube hay abundante material con el mismo nombre en Youtube. La teoría podría resumirse (pobremente, sepan disculpar) en como el Capitalismo provoca situaciones de conmoción publica y desastres de envergadura o, en el mejor de los casos, saca provecho de los mismos causados por otras cuestiones o como efecto colateral del Capitalismo. Situaciones de shock que dejan a las sociedades con la defensa baja, confundida, o anulada. Antes escenarios cargados de miedo, frustración e ira, poblaciones enteras asumen mansamente la concreción de políticas “publicas” (correspondería decir privadas) que coartan sus libertades civiles o destruyen la infraestructura estatal que salvaguarda o debiera salvaguardar las proyecciones de bienestar social y derechos humanos y colectivos, y lo hace todo ante la mera promesa que dichas políticas son cuando no la solución a todos sus problemas, al menos el fin del padecimiento brutal al que la doctrina del shock les somete. A veces, meros desposeídos como cualquiera se calzan el disfraz del verdugo para descargar todo el peso de la ley y la violencia sobre alguna minoría señalada como culpable de los acontecimientos del momento. Ayer gitanos, comunistas u homosexuales. Hoy árabes, sudakas o africanos. Inmigrantes. Da igual. A fin de cuentas, todo lo que importa es que un porcentaje mayoritario de la población atraviese un momento de angustia y desesperación, para que luego el mercado, amo y señor de la nueva Era, pueda imponer medidas anti populares que de otra forma no tendrían margen de cabida. Dicha conmoción puede ser producto de una serie de atentados terroristas que funcionan con la puntualidad de un reloj (se sorprenderían cuantos de ellos suceden en vísperas electorales, favoreciendo al candidato que venia perdiendo en las encuestas y prometía leyes punitivistas que sobrepasan los sueños húmedos de Stalin), o puede ser también algún desastre natural que destruya servicios estratégicos que deberán ser privatizados por “incapacidad” del país afectado de reconstruirlo, o puede ser financiar y atizar a bandos beligerantes ya sea por cuestiones religiosas, étnicas o geográficas, hasta que la situación de violencia interna abra las puertas a la intervención, o pueden ser crisis económicas milimetricamente calculadas, donde el deterioro de las condiciones de vida, la violencia de la miseria que golpea con salvajismo en niños y niñas, la bronca social de la desigualdad entre ricos y pobres y la gota de rebalse del quiebre del sistema bancario derive en otras dos enormes oportunidades para el mercado y sus planes de gobernanza globalizada: la guerra civil (que, usualmente, ganan los dueños de los fierros y todo lo demás) que habilita la intervención, o la desaparición de todo tipo de empatía en una población atrapada en el sálvese quien pueda, aunque eso implique pisar la cabeza de tu vecino hasta que deje de emitir burbujas.

Ecuador.
Al ser un acontecimiento en desarrollo, no podemos mas que, como en casi todas las demas, esbozar criterios totalmente y absolutamente unilaterales, aventureros y con gran margen de error. Pero, teniendo en cuenta la decadencia del periodismo y los medios de comunicación en lineas generales, lo haremos sin culpa.

En Ecuador la firma de un decreto echo a medida y pedido del Fondo Monetario Internacional que encarecía notablemente el precio de los combustibles, y con esto los precios de todo lo demás, desato la mayor respuesta popular de los últimos quince años. Durante una docena de días el pueblo todo se volcó a las calles en una pelea cuerpo a cuerpo con una policía fascista que, como todas las modernas, esta constituida pura y exclusivamente para la represión de la protesta social. Allí se peleo con todos los elementos de una insurrección pre-revolucionaria y se dejo vaya uno a saber cuantos muertos en el asfalto de las grandes ciudades y los territorios. El decreto no había nacido de un repollo y era parte de una serie de medidas neoliberales y anti populares que el traidor gobierno de Lenin Moreno viene ejecutando desde el mismo momento que asumió el poder ejecutivo. Ahora bien, queriendo aportar al debate formativo de nuestra generación y esperando no herir susceptibilidades, nos planteamos algunas inquietudes:

  • Luego de haber sostenido un alto nivel de enfrentamiento popular en las calles, habiendo dejado muertes en el camino y habiendo logrado torcer el brazo de una decisión gubernamental, las movilizaciones fueron levantadas sin la existencia de un decreto o medida de gobierno concreta respecto a la política hidrocarburifera y sus costos para la población ecuatoriana.
  • No se obtuvo la renuncia de ningún ministro o ministra con responsabilidad no solo en la creación del decreto, sino con responsabilidad en la represión de hombres, mujeres, niñ@s y ancianxs. Y en ultima instancia, la muerte de personas en manos de las fuerzas estatales.
  • El movimiento indígena ecuatoriano fue, sin dudas, uno de los grandes o quizás el mayor articulador de organización popular que hizo frente al estado en las largas y turbulentas jornadas de protesta. Pero no fue el único. Tal atribución sería un error objetivo de gran proporción. También había movimientos estudiantiles, sindicales, políticos y la famosa “gente de a pie”.
  • Al sentar a la CONAIE (Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador) prácticamente como único interlocutor valido en la mesa de negociación con el Gobierno de Lenin Moreno, el poder ejecutivo pareciera perseguir y en cierto modo lograr la ruptura de una imagen subjetiva de “pueblo en armas” parafraseando a nuestros amigues vietnamitas. Dividiendo un pueblo que se había unificado en la lucha. Consiguiendo una declaración unánime de repudio a «la violencia» , a la violencia ejercida por los violentados.
  • Automáticamente, se intensifico la ya existente campaña de criminalizacion del correísmo, fuerza política mayoritaria de importante participación y capacidad de fuego. A punto tal, que en este momento varios y varias de sus dirigentes están siendo amenazadas, encarceladas y procesadas.
  • La rispidez y en algunos casos rivalidad entre el correismo y los pueblos indígenas ecuatorianos no es ninguna novedad ni corresponde ser obviada, pero pareciera haber un plan de relativa efectividad que busca acentuar las mismas y conseguir declaraciones publicas de dirigentes que acusan al movimiento político el ex presidente ecuatoriano de ser violentos y desestabilizadores. Esa practica de confrontación interna no solo abre una peligrosa puerta a la confusión del enemigo común, también expone a compañeros de vereda a ser señalados como “violentos” que deben ser neutralizados y anulados.

Sostenemos que la declamación de paz y la condena punitiva a “los violentos” no puede provenir de un sistema cruel e inhumano que condena a millones a la miseria o la esclavitud, en un show de doble moral y cinismo que despertaría la violencia de cualquier persona con sangre en las venas.

Chile.
Por primera vez desde el retorno de la democracia en el país andino se quebró el orden de libertades individuales al ser decretado por Sebastian Piñera el Estado de excepción y el Toque de queda.
Chile suele ser uno de los países de los que la derecha latinoamericana gusta poner de ejemplo. Baja inflación, poca polarización política, bajo gasto publico, etc. etc. etc. Obviamente dejan de lado ciertos detalles elementales como haber sido una de la dictaduras mas largas de la región, haber concluido con una constitución echa a medida del dictador y que hoy se encuentra vigente, tener uno de los indices de desigualdad mas amplios de América latina y poseer un Estado totalmente privatizado donde la jubilación, la salud y la educación son la combinación perfecta entre un lucrativo negocio y un derecho negado para las enormes mayorías.

Esta semana, aumentos en el servicio de transporte metropolitano desataron masivas protestas encabezadas por el movimiento estudiantil, ampliamente vanguardia popular chilena, pero que rápidamente fueron (a diferencia de la mayoría de las veces donde se les da la espalda) acompañadas por bastos sectores de la sociedad. La escalada ascendió velozmente. En la noche del viernes pudieron apreciarse estaciones de Metro y edificios incendiados. Fueron declaradas las medidas arriba enunciadas, pero a pesar de contar con toda la policía carabinera en las calles de Santiago y Valparaiso y un numero nada despreciable de militares, continuaron los saqueos e incendios, prendiendo fuego (por completo) incluso a un supermercado gigante de varias manzanas de dimensión.
¿Ruido?
Pocas cosas seducen la libido de estas columnas editoriales como la insurreccion popular y su folcklore, pero en el intento de separar la paja del trigo y no pisar el palito, es menester compartir algunas inquietudes.

  • La represión desatada por Carabineros en las estaciones de Metro para con les estudiantes que habían llevado adelante la evasión del boleto (sin un solo destrozo a las instalaciones primero) fue mas brutal a las ya monstruosas practicas de esta policía militar pinochetista. Esto exacerbo les estudiante y solidarizo al resto de la sociedad con elles. Las imágenes de una jovencita sangrando por los disparos policiales fue un bidón de nafta a la hoguera encendida.
  • Algunes observadores llamaron la atención de lo siguiente: mientras pibes y pibas jóvenes saltaban molinetes, la presencia policial era abrumadora. Cuando las estaciones de Metro fueron incendiadas completamente, la ausencia de las fuerzas de (in)seguridad fue ensordecedora.
  • Hubo una imagen repetida en los medios de (in)comunicación hasta el hartazgo. Dos ómnibus prendidos fuego. Alguien recordara la misma imagen loopeada en TN y Canal 13 durante las trágicas jornadas de junio de 2002 en Argentina. Resulta alguien tuvo la iniciativa de buscar las patentes de los micros incendiados. Los mismos estaban dados de baja y fuera de circulación. ¿Como llegaron incendiados al lente de las cámaras?
  • Otra que dio vuelta por la prensa internacional es el edificio de la empresa italiana de servicio eléctrico ENEL. Doce horas después de su difusión masiva y con altísimo impacto, se supo que lo incendiado no fue el edificio en sí sino mas bien su escalera contra incendios, siendo de igual manera un evento espectacular. Hablamos de una treintena de pisos de altura. Una columna de fuego digna de un show y que, viendo los actuales videos disponibles en el canal de yotube de Chile T13 , sorprende observar que el fuego devoro las escaleras sin expandirse siquiera unos pocos meses al resto del edificio del que forma parte.
  • Se incendia un supermercado del estilo Wall-Mart, de esos gigantes que se ven hermosos ardiendo desde un helicóptero. El complejo llega a arder de punta a punta antes de que un camión de bomberos se haga presente.
  • El zócalo de todos los medios chilenos refiere permanentemente a saqueos en los supermercados. En algunos casos pecan de bocones refiriendo que pasan horas y horas antes que las fuerzas de seguridad aparezcan, y en algunos casos no aparecen nunca. El asunto es que cuando uno busca los videos en la red y en los mismos canales, encuentra poco y nada. En Argentina sabemos de saqueos, y cuando un puñado entra a saquear algunos televisores y cosas por el estilo, es otra cosa. Los saqueos masivos son imparables. Los saqueos de menos de un centenar de personas en una situación de estado excepción deberían ser un factor de atención.

Al igual que en Ecuador, la simultaneidad de la situación que describimos hace verdaderamente muy difícil poder realizar un diagnostico acertado de la situación en Chile. Cuales son los intereses que confluyen en la coyuntura actual. ¿Pretenden justificar medidas represivas y políticas aún peores que el Estado de excepción y el Toque de queda, aduciendo que estos no llegaron a ser suficientes? Hoy el poder real en Chile se encuentra en manos de un militar, no de un civil. El general Javier Iturriaga. Encontrar transmisiones en vivo desde Chile en este momento son casi imposibles de encontrar, pero se puede desprender de lo poco que muestra la televisión chilena que muchísima gente enfrenta militares y policías en determinados puntos del país.
Sin lugar a dudas, la imagen de Chile es de caos. En el medio, lo mas rescatable es la voluntad popular de no tolerar una avanzada de la derecha mas recalcitrante que pretende poner al militarismo nuevamente en el centro de la escena. Mientras tanto, al regir el estado de excepción las leyes pueden ser decretadas unilateralmente sin discusión parlamentaria ni proceso debido. Lo mismo para con la disidencia política y los derechos civiles.

España.
Quizás en este mismo momento haya un catalán con la cabeza rota y el brazo torcido bajo una bota policial. El primer mundo, como a ellos les gusta llamarse, arde por varios costados. Uno de ellos radica en nuestra vieja amiga España donde el numero de heridos y detenidos aumenta con el correr de la horas. Resulta que Cataluña, territorio español que componen algunas ciudades importantes como Barcelona y Terragona entre otras, viene hace ya algunos años fogoneando deseos independentistas que fueron, para desgracia de la corona española, ratificados en referéndum popular de altísimo participación en el 2017. En el medio hubo dignos bloopers de diplomacia internacional con Presidentes de la cámara catalana considerados prófugos para el gobierno central español y otras delicias. Ahora, dos años después, se conoció la sentencia producida por el procesamiento judicial iniciado a raíz de semejante audacia de enrostrarle cifras oficiales de plebiscito popular a un gobierno colonialista como el español. Penas de entre 9 y 13 años para distintos dirigentes del proceso de independentismo catalán. No será (por pura y triste incapacidad) análisis profundo de esta columna el a quien beneficia este quilombo jurídico-territorial-subjetivo de la península ibérica. Lo cierto es que España allá por el tsunami financiero que procedió a la caída de LemanBrother en el 2008 tomó la noble decisión de salvar a los bancos europeos y anglosajones mientras echaban familias enteras a la calle y los jubilados se suicidaban con la policía en la puerta lista para efectuar los desalojos cuya hipoteca iría justamente a las cuentas de dichos bancos. Alguna vez escuche por ahí que una parte importante de esa joda de andar salvando bancos y parásitos gubernamentales la pago en gran medida cataluña, zona rica y productiva del país… ¿como saberlo?. El interrogante que se abre es igualmente interesante. ¿Esta bien que determinada parte de un país, por rica y productiva, se deslinde de sus vecinos dejándolos librados a su suerte y resuelva “hacer la suya” y que le resto se arregle como pueda? En este y otros casos similares, ¿dichos territorios no deben, en alguna medida, el desarrollo de la capacidad productiva sobre sus riquezas, al país del que son parte?. Asimismo ¿No es potestad de un pueblo o etnia con propio idioma o raíz lingüística y tradición determinar su porvenir libremente? ¿Que es, exactamente, ser “libre” en el mundo globalizado? Como todo en la Argentina, aunque se trate de España, da para filofasear durante un largo rato y producir una importante cantidad de versiones interesantes y memes calificados. A su ves, volviendo a España, una situación de eminente separatismo, o su explicita evocación como tragedia nacional, producen el siempre esperado por los mercados efecto de generador de figuras políticas emergentes extremistas que mucho alimentan el fuego pero poco racionan la leña. Alimentan temores, exacerban espíritus virulentos y fundan una doctrina de enemistad política que difícilmente escapa del esquema de pobres contra pobres. A su vez, y no casualmente ya que Dios aparte de estar ocupado no existiendo tampoco juega a los dados, la situación Catalana azusa la cuestión Escocesa (referendum) y la salida de Gran Bretaña (referendum) de la Unión Europea. ¿A quien beneficia una Europa dividía? ¿Es justo que los ingleses, una población mayoritariamente envejecida que voto por el Brexit, arrastre consigo una juventud con muchos menos prejuicios racistas (leive motive discursivo del voto a favor de Brexit) y mas cosmopolita? Una de las vertientes de la teoría del caos es que frente a lo que viene, una opción seria llevar adelante una serie de gobiernos nacionalistas de extremos que sumergan a sus pueblos en un nivel de virulencia suficiente como para horrorizarlos, ofreciendo en es momento una máxima del mercado que suele beneficiar mas a las mercancías que a las personas: “las barreras nacionales no funcionan. Los Estados Nacionales son un fracaso. Seamos un solo país, el país de los humanos” etc etc etc. Concuerdo con todo, salvo con que quienes me lo digan y pregonen sean quienes fabrican armas, drogas, trafican personas, inventan mecanismos para esclavizarnos y otras yerbas, y pretenden ocultar sus deseos de gobernanza mundial bajo la fachada de la igualdad de derechos de todos los seres humanos. Si tiene cuatro patas y ladra, es un perro, aunque se esfuerce en vestirse de cisne.

Argentina.
Esteban Bullrich dijo, en alguna de esas conferencias entre gente con mucha guita que se reúne usualmente a oír lo que quieren escuchar por parte de alguien que busca biyuya para la próxima campaña, que la estrategia era abrir tantos frentes de conflicto y de avance, que los sindicatos no pudiesen atenderlos a todos y se agotasen en la respuesta y el combate uno a uno. Para cuando lograsen(mos) responder a un frente de conflicto, el gobierno ya habría avanzado en cuatro o cinco favorablemente y con poca resistencia. Un brote de sinceridad que en el mundo del periodismo vía celular no pasa desapercibido, y que no hace mas que poner de manifiesto que la doctrina del shock a echo sobrada escuela. Quizás eso explique como la Argentina en tan solo 4 años (que parecieron la maldita eternidad de una maldición gitana) se haya convertido en el país que mas deuda externa tomó en el periodo, que haya destruido quien sabe cuantos cientos de miles de puestos de trabajo, que haya aumentado los precios de tarifas esenciales y el precio de combustible para consumo interno un mil y pico por ciento (las subas en Ecuador que determinaron la ecatombe eran de un 126% en su parte mas alta), haya destrozado todas las políticas nacionales relativas a niñez, discapacidad, género, etc. Se hayan eliminado una media docena de Ministerios como Salud, Ciencia y Tecnología, Trabajo y otros. En fin. Un maldito pandemoniun político y social. Un refrito de los 90 a todo color y con fibra óptica. Cual de los dos hizo mas daño es materia de estudio de eruditos y sabiondos.
Lo que si puede ser mas complejo de entender es como semejante avasallamiento y atropello se sucedió en la tierra que pario a uno de los movimientos obreros sociales y políticos mas organizados de América Latina.
Una explicación podría aventurarse es la existencia del peronismo en las pampas de este bendito país. Peronismo, causa de y solución a todos nuestros problemas. Maravilloso folcklore Argentino el peronismo. Nos da las alegrías mas genuinas y las broncas mas iracundas. Contiene a incontables almas para que no se caigan del mapa a la miseria y a su vez funge como garante de un orden institucional espurio y podrido. Denuncia, espadea, gestiona y hasta se agarra a trompadas entre el mármol y el terciopelo. Pero también rosquea, tranza, consciente y aparatea.

Si este país, sumergido en la peor crisis de sus últimos veinte años, no estalló en mil pedazos, es por que el Peronismo sabía que, ante la perversidad e incompetencia de gestión de su (por llamarlo así) “adversario político”, tenia asegurado su regreso a poder ejecutivo y prefirió contener el estallido, que casi siempre tiene un final complejo e incierto. A su vez, si esto no fue peor, muchísimo peor (si, podría haber sido mucho peor) para millones de almas, fue por que en momentos clave el peronismo le pincho las ruedas al tractor amarillo que amenazaba con apastar determinadas flores que difícilmente fueran a rebrotar en la próxima primavera. También por que mas allá de las coyunturas mantuvo su extenso andamiaje de contención social a los y las mas necesitadas. La máxima verdad: con el Peronismo solo no alcanza (por suerte) y sin el Peronismo es imposible (paradojicamente, por suerte también). La cuestión es que, de no haberse realizado una política agresiva de retroceso y destrucción de derechos mediante una doctrina de shock basada en abrumar al pueblo con medidas negativas en simultaneo impidiendo una capacidad de respuesta efectiva y concentrada, no hubiera el macrismo y con él el sector que representa, ponernosla de sombrero como efectivamente hicieron.
Sea como sea, y aunque toda la apreciación arriba expuesta sobre el mundo peronista que nos rodea este equivocada, contaminada de anarcotrostskismoliberalista, o lo que sea, lo cierto es que la única opción de triunfo real en esta pulseada electoral descansa en la alianza del amplio, amplísimo abanico peronista de izquierda a derecha pasando por el centro. Alianza mucho mas fácil de sobrellevar en la previa de una elección que en el ejercicio del poder. Teléfono, ojala que nó, para el frejuli.

EE.UU y su crisis financiera catastrófica. Siria y una guerra civil que involucra a todos sus estados vecinos volviendo la región en una guerra total. Inglaterra y su salida de la Union Europea traumática. A través de Hong Kong se le moja la oreja a China a ver que pasa. India patea el tablero en Cachemira y se carga los escasos y desparejos derechos individuales que había.

No solo es un problema entre Indigenas y el traidor de Lenin Moreno. No se trata del aumento del metro y el fascismo de Sebastian Piñera. No es el títere de Macri y la oligarquía criolla. El fanatismo musulman. La inhumanidad de Wall Street. La incongruencia de empresarios manejando países como si fueran empresas. Es el Capitalismo que cruje en todos sus niveles, y augura que necesita un cimbronaso de reinicio para mantenerse a flote. Que habas se cuecen tras bambalinas es la tarea a la que debemos darnos quienes no queremos ser funcionales a sus planes de conversión, y que queremos aportar a su caída, intentando que en la misma arrastre la menor cantidad de vidas inocentes posibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *