El Futuro será Cooperativo, o no será.

Este Jueves 3 de Octubre se realizó en la Municipalidad de General San Martin el III Encuentro de “Futuro Cooperativo”, una serie de jornadas, conversación e intercambio entre distintos actores y actrices del universo productivo, la economía social y el Estado.

Hay tres conceptos en boca de funcionarios y dirigentes que, a entender de estos cronistas, atraviesan de punta a punta la convocatoria. El porvenir será auspicioso si se comprende que la Argentina se reconstruye de abajo hacia arriba. Dicha reconstrucción es solo viable si se interpreta correctamente la realidad: de abajo hacia arriba pone a las organizaciones sociales y movimientos del campo popular en un rol protagónico que deberá confluir con el Estado. Este último deberá juntamente con las organizaciones que emanan desde y por el territorio, replantear profundamente las concepciones de producción y reproducción de la vida y todos sus derivados, no ya puestas al servicio del acaparamiento del capital sino a la construcción de una política y una ética del cuidado, superadora.

El salón Malvinas Argentinas de la Municipalidad de Gral. San Martín está lleno. Lo llenan trabajadores y trabajadoras de la economía popular. El elenco de oradores y oradoras es variopinto y define el zeitgeist de la época: la unidad. Gabriel Katopodis, Daniel Arroyo y Juan Carlos Schmid,, por hacer mención de los nombres más altisonantes de primeras líneas. Funcionarios municipales, técnicos, referentes universitarios y del movimiento cooperativista organizado. Son más de tres horas de discusión, planificación, arengue, política en estado puro.

La apertura corre por cuenta de Oscar Minteguia, Sec. de Desarrollo Social del municipio. Este se centra en el tercer concepto mencionado inicialmente: (…)“El Estado como se lo conoce normalmente ha sido diseñado para asegurar la reproducción del Capital y no de la vida digna (…) Si no se desarmo la sociedad es por las Organizaciones Sociales, que en los últimos 15 años han avanzado en la constitución de Organizaciones de 2do y 3er tipo –Federaciones y Confederaciones-(…) Las Cooperativas de producción de alimentos son un actor imprescindible frente a la crisis alimentaria que atraviesa la Argentina, porque no solo proveen alimentos a mejores precios y de mejor calidad, sino porque también ponen en eje de discusión que es lo que comemos y a quien se lo compramos (…) El Estado tiene la posibilidad y el deber de apostar, acompañar y fomentar la lógica de trabajo Cooperativo. Desde el municipio llevamos 20 millones de pesos comprados al sector, debemos seguir multiplicando exponencialmente esa cifra”.

Gabriel Katopodis, dos veces intendente y con un resultado abrumador en las ultimas PASO que lo perfila indiscutiblemente en un tercer mandato al frente del gobierno local, hombre conocedor del Conurbano y conocedor en profundidad de la realidad del sector Pyme y de su potencial estratégico, es breve y escueto, lo apoyan para ello sus 8 años de gestión y la exposición a nivel nacional que tomaron sus intervenciones en las audiencias publicas desde los primeros tarifazos, donde con pocos pelos en la lengua le dijo al Gobierno Nacional que estaban asesinando a la industria y a los clubes de barrio. Corta y al pie:
«Lo que viene por delante, es un tiempo y un proceso de profundo conflicto de intereses»
«Recuperar un proyecto de Nación y recuperar la Provincia de Buenos Aires»
«Poner de pie la industria Nacional, garantía de progreso y movilidad social»
«Construir una ética política donde nadie quede afuera del carro»
«Poder concertar desde la provincia y la nación, como se viene haciendo en San Martín, un Estado presente y cerca de la gente»

El ex diputado Alberto Briozzo, referente de primera línea en lo que a Ciencia y Tecnología refiere, tira títulos y definiciones con la velocidad de una Overlock y la precisión de un surtidor de combustible:
“El primer día de gobierno tenemos que recuperar el criterio sobre la soberanía respecto de la Ciencia y la Tecnología”   
“Potestad hidrocarburifera. ¿Vemos a quien le vendemos Vaca Muerta o construimos el Polo ¿Petroquímico más grande de Latinoamérica? ¿Exportamos toneladas de Litio o nos ponemos a fabricar las baterías del futuro?”
“Es imprescindible Industrializar la ruralidad, dando valor agregado a todo lo que crezca en estas tierras”
“Las proyecciones para diseño de políticas públicas no tiene que salir de un escritorio, tiene que salir de los territorios para atender efectivamente las necesidades diferentes que tiene cada lugar”.
Tomá mate y avivate podría ser el copete de la nota.

Daniel Arroyo, a todas luces un técnico y hombre de la política alrededor de quien giraran grandes decisiones a la brevedad, desarrolló con precisión quirúrgica lineamientos necesarios.

  • Comer en la Argentina tiene que ser barato.
  • Es necesaria una línea de crédito no bancario para la población.
  • Es necesaria una línea de crédito a bajas tasas de interés para la industria media y pesada.
  • Descentralización de los recursos y re direccionamiento a los territorios.
  • Construcción de nuevas y más completas políticas de cuidado.
  • Seguridad Social integral inalienable en los primeros 1000 días de la niñez.
  • Recuperación y fortalecimiento de la Escuela Secundaria.
  • Es imprescindible no reproducir una cuarta generación de pobreza estructural.

Johana Bonelli y Ariel Wilkis, del Instituto de Altos Estudios Sociales de la Universidad de San Martin (Ideas UNSAM), oficiaron como referentes de un fenómeno que emerge como resultado de la maduración educativa y la pesada herencia de comienzos de siglo: universidades por todos lados. Las Universidades Publicas, así con mayúsculas, a lo largo y ancho del país, pero principalmente en el conurbano y la Provincia de Buenos Aires, no solo han demostrado el deseo de progreso de jóvenes de las barriadas que acudieron en aluvión, sino algo que Daniel Arroyo sintetizará un poco más adelante: la Educación Pública, así con mayúscula, es lo mejor que tiene la Argentina. Es la hostia en verso, como dijese una madrina de esta historia. De allí no solo emergen y emergerán los cuadros técnicos del presente y del porvenir, también son los Nodos donde, confluyendo el Estado en su máxima expresión con las organizaciones sociales, pueden desmenuzar las trenzas donde se cuecen las relaciones de poder y las dificultades de la cotidianidad, para producir diagnósticos y propuestas de solución. Para comprobarlo, fue expuesto un profundo trabajo de investigación y relevamiento llevado adelante en Ideas UNSAM sobre la economía social y en San Martín, que habrá de ser material de estudio obligatorio de toda aquella persona que desee comprender y darse a la tarea de la construcción de lo que, allí mismo denominan un modelo de re-pensar el mundo en que vivimos la forma de relacionarnos.
Solamente 4 datos que darían para libros de economía, sociología, y quien sabe cuántas materias más:

  • En la Economía Social el 58% de integrantes en términos generales son mujeres (Feminización de un sector porcentualmente alto de la población, que convive con el trabajo no remunerado que implica la lógica de cuidado y atención de la niñez y el hogar, abrumadoramente cargado sobre cuerpos femeninos)  
  • En las Cooperativas el porcentaje sube hasta el 70%
    (Siendo lógicas de producción de trabajo y organización autogestionada, el potencial transformador del mismo en lo que refiere al trabajo y sus relaciones de género es, como mínimo, gigantesco)
  • El 29% tienen entre 18 y 30 años.
    (El subempleo y la ausencia total de posibilidades de primer empleo para jóvenes es uno de los mayores grilletes al desarrollo y una condena hacia el futuro)
  • Empresas como RAPPI o GLOVO pudieron radicarse en el país en 24 horas, con un capital inicial aproximado a dos sueldos mínimos y hoy operan con casi nula auditoria. Como contraparte, la constitución de Cooperativas formales habilitadas para participar en la producción y comercialización de bienes y servicios, enfrentan un sinfín de obstáculos legales, fiscales y burocráticos de más de uno o dos años de duración hasta su concreción y una vez formalizadas deben asumir una serie de requerimientos de difícil seguimiento.
    El cambio conceptual sobre la política que todes asumimos que, imprescindiblemente, tendrá que efectivizarte se en diciembre, tendrá esta vez un actor invaluable encarnado las Universidades Publicas que debe posicionarse como pata a sostener la mesa. Gobierno, Producción, Conocimiento, Territorio.

Cristian Horton, de COOPERAR, la Confederación que nuclea a más de 75 federaciones de cooperativas fue categórico: “(…)Entre productores y consumidores, solamente esta Confederación cuenta con 11 millones de personas involucradas. (…) Solamente las cooperativas de consumo, con reglas de juego claras u justas, puede competir, y en algunos lugares lo hace, con Coto, Carrefour y otras grandes empresas. (…) Es imprescindible recuperar y fortalecer una herramienta del Estado Argentino valiosísima, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social, y concentrarse en construir una economía de consumo responsable para una Nación libre, soberana y democrática.

Emilio Pérsico, dirigente histórico del Movimiento Evita, también fue del combite y como acostumbran los buenos oradores fue efusivo en la enumeración de las causas y efectos de la Economía Social, su potencial y su rol estratégico en el escenario que viene por delante. Como corresponde saludó el paso dado por la CTA en su reincorporación a la CGT a la que la CTEP desde siempre aspira a ser parte como reconocimiento del enorme número de trabajadores y trabajadoras que representan. Dejó entre otros un punteo de datos y afirmaciones.
«El hambre se elimina con justicia social y trabajo digno”
“La Asignación Universal por hijo y las jubilaciones son un derecho de nuevo tipo”
“Casi el 90% de los movimientos sociales apoya al Frente de Todos. ¿Por qué?”
“Hay 6 millones de trabajadores demandantes. Quieren laburar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *