La DEA, la Embajada Gringa y la Embajada de Israel, en la Argentina.

Todos a los botes*

LA OLLA…. De mierda.

Sabemos que el escatológico título elegido para la ocasión no es muy tentador a los lectores refinados pero… que le vamos a hacer. Abundan los textos y editoriales referentes al escándalo político-judicial-mediático del Fiscal acusador, el falso abogado recaudador, las embajadas norteamericana-israelí y el siempre embarrado grupo Clarín. Muchas de ellas descollan por su prolijidad, veracidad y profesionalismo, otras se incorporan a los ríos de caca periodística que abundan en la distorsión cotidiana de la realidad. Este no será ni lo uno ni lo otro, por si alguien lo esperaba.

Un resumen a la que te criaste.

Resulta que en este hermoso país donde se fabricaban aviones y ahora se importan tornillos, crecen vacas como yuyos y vale 300 mangos un kilo de carne, y supo tener al movimiento obrero más organizado de América Latina y ahora se pide la aparición con vida de la CGT, se desarrolla hace largos meses una parodia de “Watergate” a lo rioplatense.

Un fiscal federal con jugoso prontuario, Carlos Stornelli, tiene en sus manos la famosa “Causa de los Cuadernos”. Una mega causa de fraude al fisco por incontables millones de dólares donde tienen metidas las patas desde Paolo Roca (puto amo del universo) hasta Pedro Etchebest, un perejil con algunos millones en la cuenta al que apretaron de más y decidió hacer saltar la tapa de la olla. Ampliaremos.

Bien, esa “Causa de los Cuadernos”, una especie de Cuco jurídico del siglo XXI, se basa nada más ni nada menos, como muchos sabrán, en las FOTOCOPIAS, de una cuaderno Gloria (literal) cuyo original nunca apareció, que habría escrito un tal Centeno, chofer de un funcionario del Pinguino, que vaya cosa de la vida, está muerto. Centeno y el Pingüino.

En esas fotocopias del cuaderno fantasma del chofer muerto, figuran como mencionamos personajes del mundo político y empresarial (frontera difusa si la hay en la Argentina) de todos los calibres y colores. Como un Panamá Papers pero local y que si sale en la tele. En todas, las teles.

La Cenicienta.

Todo paladín de la justicia necesita su fiel ladero. Robin, Sancho Panza, Largirucho, etc. etc. En este caso, espadeando a diestra y siniestra junto al Fiscal Stornelli se encuentra/encontraba el prestigioso y renombrado especialista en temas de Narcotráfico y Defensa (Clarín Sic.) ahora denostado “abogado trucho” (Clarín Sic. también) D´alessio. Resulta que este cuarentón que en los audios parte de la investigación se adjudica “tener un alto cargo en la DEA -Administración para el Control de Drogas de EE.UU-, acostumbrado a pasear por paneles televisivos, algún que otro pasillo diplomático y acompañante de Patricia Bullrich en más de una reunión de primera línea (“No lo conozco, solo nos tomamos un par de vinos alguna vez, dicen que dijeron que habría dicho la Pato el último domingo) aparece en cámara pero esta vez filmado apretando al arriba mencionado Echebest. Algo así como “pone tanto y con Stornelli no te mandamos en cana”. Nada fuera de lo común en la corporación judicial Argentina.

Bien de bien. Resulta que este loquillo de Echebest resolvió denunciarlos y esta denuncia que contenía información (escritos, fotos y hasta audios de whatsApp y videos donde figuran Stornelli y D´alessio) fue filtrada por Horacio Verbitsky y llego a manos del Juez Ramos Padilla. Ni un medio grande de la Argentina se hizo eco. Hasta acá todo normal.

¿Mi único héroe en este lio?

Vaya uno a saber por qué (altruismo, arrojo de audacia, deudas por juego, mandato reptiliano u otras hipótesis) el juez Ramos Padilla, tipo joven y chambón, pisa el acelerador y toma la posta. Hace publica cuanta información puede (a sabiendas que intentarían desvincularlo del caso, y dejando a quien lo preceda en el brete de manipular información de conocimiento público) y dicta algunas resoluciones que traen a cuento el escatológico título de tapa. Resuelve el allanamiento de la casa del simpático D´alessio y….Walla!… o como sea que se escribe.

Sin repetir y sin soplar, encuentran en la casa del loco D´Alessio: documento de Inteligencia titulado “Informe Fantino” (para, para, para), Archivos del Ministerio de Defensa Israelí, credenciales de la DEA, informes de inteligencia con el sello de la embajada Estadounidense y un cinturonga pintado con barras y estrellas (N.A: el ultimo ítem podría no corresponderse a la realidad y ser meramente una elucubración del autor de estas líneas).

Chupate esa mandarina. La crem de la crem (en mi barrio escribimos como hablamos) del espionaje, sabotaje, chantaje, y demás ajes del terrorismo global en la casa de un abogado domiciliado en, pongamos, Palermo.

La hiciste re larga, chabón.

Hasta acá un resumen innecesariamente extenso de lo ocurrido. De ahí en mas, el silencio nada sospechoso de los multimedios del Grupo Clarín. Quizás algo tenga que ver que, en la investigación, aparece el tercer y restante vértice de este triángulo amoroso, Daniel Santoro. ¿Daniel qué?, preguntaran ustedes. Daniel Santoro, otro periodista estrella del grupo Clarín que figuraba, al igual que D´Alessio pero con más frecuencia, firmando notas en el Gran Diario Argentino y hablando como palabra autorizada en distintos programas de televisión. Parece que este buen Santoro hacía de buche dentro de los medios y entregaba, por ejemplo, información de “Duraznito come pibes Fantino” – Je suis Natacha Jaitt- para que D´Alessio confeccionara sus carpetazos.

Bueno, resulta que como el bueno del Juez Ramos Padilla tenía menos prensa que el festival del Chocolate en Chapadmalal, un puñado de Diputados lo invito el pasado 13 de Marzo a compadecer a dicha cámara para chamuyar de que iba el expediente de la causa. La exposición duro un par de horas largas, estuvo bien interesante y voló mierda para todos lados, pero se ve que a TN, canal 13, America TV, etc etc etc, les afecto también el problema de conexión por que no apareció ni medio reportero por ahí. Por suerte, si buscan “Ramos Padilla Diputados” en Youtube, se van a hacer un plato, y cuando se enteren que todo lo que él cuenta sucede en Argentina…. ostia como se les van a abrir los ojos. Y como para muestra basta un botón, y si hay algo que no abunda en el poder judicial es la justicia, el fiscal Stornelli no solo no se presentó a declarar cuando fue citado por el Juez Federal, sino que tampoco lo hizo la segunda, ni la tercera, ni la cuarta vez. Cualquiera podría decir: “Pero oiga, a mi amigo Pedro por robarse una vez un pollo con ensalada rusa hace 10 años, lo llevaron de las pestañas a repimporotear al calabozo, y a este buen hombre no le dan ni un tirón de orejas” Y aquí le contestaríamos, a no engañarse caballero o señorita, entre fantasmas no se pisan las sabanas, y si hay algo que el poder judicial no pretender perder, son sus privilegios. Así las cosas el Juez Ramos Padilla declaro al loco Stornelli en desacato, y pidió medidas urgentes al Consejo de la Magistratura. Habrá que ver para creer.

Por las barbas de Fidel

Yo sé que el estilo literario aquí plasmado dista de ser didáctico, hasta inclusive escapa a ser comprensible. Pero si hay algo que me da vueltas y vueltas en la cabeza, es que estamos hasta las manos, suponiendo que las manos estén al menos un metro por encima de nuestras cabezas. Tapadísimos.

Nadie que haya llegado hasta esta instancia del texto duda de que el poder a la Embajada Norteamericana fue entregado el mismo día que Balcarce apoyo su rabo en el sillón de Rivadavia, pero comprobar cabalmente (Las maravillas de los audios de WhatsApp y los teléfonos con camarita) hasta qué punto está tejida esta red que pretende destrozar el escasísimo carácter democrático que tiene la política Argentina, es escalofriante.

Todo esta chachara viene a razón de lo siguiente:

¿Cómo vamos a sobrellevar el hecho de deberle una suma de dinero IMPAGABLE al Imperio más cruel y despiadado de la historia de la humanidad en el escenario que se avecina, de una nueva e inevitable guerra fría, pero esta vez con China ocupando el lugar de la extinta Unión Soviética?

Cuando el peso de la deuda nos termine de partir la maldita espina dorsal al medio. ¿Cómo vamos a evitar que se la quieran cobrar con recursos naturales, territorio, y fuerzas productivas?

¿Cómo vamos a revertir, ya consumadas, las bases militares norteamericanas que este gobierno criminal habilito en Neuquén-que nos parte el país literalmente al medio- y en Misiones- que nos pone en jaque en un auténtico movimiento de pinzas?

¿Les va a ser necesario enviar a la 5, 6, 7 Flota o como carajo se llame, a salvaguardar los intereses anglo-israelí frente a una población diezmada por el hambre, las enfermedades que habían sido erradicadas hace medio siglo, la desintegración cultural, la destrucción de sus instituciones y el resquebrajamiento de su ya de por si poco robusto sistema político?

¿Y si la mandan, habrá voluntad de ofrecer una resistencia con mínimas posibilidades de  triunfar, o será solo por la dignidad de saberse del lado correcto de la mecha?

Demasiados los moretones. Muy pocos los encantamientos.

Así y todo, aquí no se rinde nadie. Pero a ver si nos vamos despabilando.

Como fuera, hay algo seguro. La tenemos adentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *