La Mentira del Dinero

Moscú y Pekín han firmado un acuerdo interestatal para usar sus monedas nacionales en el comercio bilateral, en el marco del proceso de desdolarización anunciado en 2018
Según la misiva, el documento fue firmado el pasado 5 de junio por el ministro de Finanzas de Rusia, Antón Siluánov, y el presidente del Banco Popular de China, Yi Gang. Nombres aparte, fáciles de olvidar de inmediato, lo importante es que hasta el 50 % del comercio con China se efectúa en rublos-moneda rusa-. El volumen de movimiento de capital (dinero) que representan estos dos gigante euroasiáticos no es de peso trascendental en la economía global, pero si lo es su impacto político en un escenario en donde el billete verde, por décadas (y no casual ni racionalmente, al menos no del todo) ah sido el papel con valor de cambio internacional por excelencia. Hoy la cotización del oro toca su techo en los últimos años a 1.400 dolares la onza. Esto no puede augurar, esperamos, otra cosa que no sea un fuerte nubarrón para el billete verde con la pirámide y el ojo. ¿Por que somos ca-tas-tro-fi-cistas? Creemos que no. ¿Tenemos un odio visceral y absoluto con los/as norteamericanos/as y los EE.UU? Suponemos que tampoco. Pero si, como sujetos y sujetas historicxs del tiempo que nos toca vivir queremos saber que viene detrás de esta falsa ilusión de mundo libre y democrático que las personas detrás de la cortina armaron para nuestro mastique.

Un tentempié de historia. La asunción del dolar como moneda de primacía mundial bajo presión fue delicadamente planificada a través de:
1) La Segunda Guerra Mundial: Europa destruyéndose entre si, los EE.UU esperando hasta ultimo momento para ingresar -generando un incidente con Japón para ello- cuando los ejércitos del Eje estuvieran sin capacidad de reacción. Ingresan como salvadores (cuando la guerra ya estaba prácticamente decidida) y con ello consiguen su silla en la mesa que se repartiría el tablero mundial del porvenir en la «Conferencia de Yalta» donde Stalin (URRS), Churchill (Inglaterra) y Roosevelt (EE.UU) definen pactos y condiciones a imponer a los países vencidos. Posteriormente, una vez finalizada completamente la guerra, el «Acuerdo de Bretton Woods» delinea y compromete las políticas económicas -ONU mediante- que regirían de allí en adelante. Con el argumento de que las políticas proteccionistas de la época 1914-1945 (entre I y II Guerra) se define que de allí en mas serian las políticas de libre comercio las que se impongan en el intercambio internacional. Y adivinen que; para ello, son creados el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, con sede en Washington y usando el dolar estadounidense como moneda de respaldo internacional. Wallá. Pero aguanta los trapos. Que aun hay mas. ¿Escucharon hablar alguna vez del Plan Marshall? Nada tiene que ver, creo, con los parlantes y amplificadores para viola. El Plan Marshall se trato de un negocion redondo disfrazado de ayuda humanitaria y desinteresada. EE.UU presto a la Europa destruida por la guerra un monto de 14.000 millones de dolares de la época. Merecería un capitulo aparte, relatar que por ejemplo, para que las fuerzas aéreas nazis pudieran destrozar la infraestructura europea y bombardear Londres, Paris, etc. etc., fue necesario que la Standar Oil, empresa norteamericana, le vendiese en tiempo y forma un aditivo especial que los aviones de hitler necesitaban para volar. Ventas que se realizaron eficaz y oportunamente.

Entonces.
1.1) EE.UU colabora (por acción -vendiendo combustible, alimentos y servicios financieros al Eje- y omisión -no interviniendo bélicamente en tiempo y forma-) en que la II Guerra Mundial dure mas de lo que podría haber durado. Con ello, Europa Occidental y sus potencias imperialistas (Francia y Gran Bretaña en primer lugar) quedaron totalmente devastadas, por ende, ampliamente retrasadas en la puja permanente por el control imperial del comercio y la guerra. Londres, Imperio en declive, pierde totalmente su hegemonía como centro financiero y político mundial, el cual pasa a Nueva York y Washington. Alemania y Francia quedan prácticamente fuera de juego.
1.2) Entrando a ultimo momento en la guerra y prácticamente sin sufrir bajas ni costos, se sienta en la mesa de «triunfadores» e impone condiciones macroeconomicas sobre las nuevas reglas comerciales, creando a los organismos regentes que tendrán sede en EE.UU y utilizaran el dolar como moneda de respaldo para el comercio internacional.
1.3) Endeuda e inunda media Europa en moneda estadounidense.

2) Guerra de Vietnam . ¿Quien le mira las cuentas a un país en guerra? Mas aun si ese país cumple el rol de gendarme mundial con la ostentación de uno de los ejércitos mas depredadores del planeta.
La Guerra de Vietnam, una guerra al igual que casi todas las demás guerras donde EE.UU participo creadas a partir de ataques de bandera falsa y auto-atentados, fue una guerra pensada para ser sostenida en el tiempo y no para ser ganada. Acá esbozamos dos razones: la primera, la necesidad de un argumento convincente para dotar a la industria armamentista (parte del consorcio de dueños reales del gobierno norteamericano) de un protagonismo (cash) principal que le permita fabricar armas en un ritmo sin precedentes para aventajar a la Unión Soviética y cualquier otro competidor en la carrera de armamento. El segundo. Emitir exportar y seguir emitiendo dolares sin control. Una guerra necesita financiamiento.

3) Termina Vietnam. Llegan los 70. Y con ella, aparte del plan Cóndor y la implantación de un sistema represivo continental que pusiera América Latina y (siguiera teniendo) el Caribe a merced de sus corporaciones, elimino el denominado «Patrón Oro». Este sistema hacia que queda moneda oficial tuviese medido su valor en oro en algún porcentaje. Antes de la década de 1970, en cada dolar impreso podía leerse «vale su equivalente en oro», en cualquier dolar impreso de ahí en mas se lee «moneda de curso legal» Es decir, nada. . Ahora bien, resulta que el dolar en si mismo, esta respaldado en… nada. Es lo que se llama, literalmente, «moneda fiduciaria». Una moneda basada en la «confianza». La confianza del ejercito mas destructivo del planeta, de Europa endeudada en dolares, y billetes verdes en cada rincón del planeta.

4) Con moño: «La Crisis del Petroleo» de la década también del 70 en la cual bajo distintos mecanismos se crea intencionalmente un desabastecimiento global engañando sobre las reales cantidades de combustible fósil y su extracción. Fue echo un acuerdo entre EE.UU y el puñado de familias «reales» árabes que dominan sus pueblos mediante el feudalismo mas siniestro y fascista. Entre otras cosas el acuerdo contó con la mejora en los «cupos de compra» estadounidenses a las monarquías árabes, el ofrecimiento de ventas de armas con ventaja tanto económica como tecnológica frente a sus enemigos (las mas de las veces minorías étnicas y facciones de poder o países vecinos) y el paraguas diplomático para que puedan seguir lapidando, azotando, mutilando y torturando a sus respectivos pueblos, con especial saña en las mujeres y alguna disidencia política que por casualidad asomen la trucha. ¿Cual fue el resultado? Para cuando la crisis paso, los precios quedaron infinitamente por debajo del precio que había adquirido en su punto mas álgido, pero terriblemente por encima del que podría estar, y madmoaselle, se vende, en dolares. Y de ahí en adelante (no por que fuese novedad sino por que se transformo abiertamente en la regla) no hay país en propiedad de petroleo que no este bajo el ala yanquee o padeciendo sus balas y agresión por estarlo. Ni hacia hacia esto aclararlo verdad.

Lograron que el precio de tan estratégico recurso (sin petroleo no se mueve una rueda, no funciona una fabrica, ni se dispara un misil) sea cotizado en dolares, obligando así que absolutamente toda Nación sobre la faz de la tierra se encuentre comprometida a poseer dicha divisa para satisfacer sus necesidades energéticas, y con ella, absolutamente todo lo demás. El mundo gira mediante el consumo de energía (producción de alimentos, vestimenta, plásticos, químicas, armamentista, tecnológica). Esta se vende en dolares. El mundo gira en torno al dolar. ¿Y que es el dolar? Un pobre papel pintado de verde que imprime una empresa llamada «Reserva Federal»(FED). ¿O pensaste que los dolares los imprime el Gobierno de los EE.UU (cosa que claramente tampoco despierta nuestra mas mínima confianza)?. La Reserva Federal, una suerte de Banco Central que le imprime y LE PRESTA CON UN PORCENTAJE DE INTERES, obvio, al Tesoro Norteamericano. Como si fuera poco, la FED también le presta a sus primos los bancos comerciales, que tienen un sistema muy simpático llamado «sistema fraccionario» mediante el cual por cada mil dolares que ellos tienen físicamente, pueden prestar ese monto multiplicado por no se cuanto. ¿Se entiende? Mas menos que más. ¿No debería ser comprensible como funcionan esos bichos que determinan quien come y quien no? ¿Que te rematan la casa cuando te atrasas en las cuotas? ¿Que lavan el dinero del narcotrafico, la trata de personas y la venta de armas? ¿Tiene sentido que la cantidad de unos y ceros en una pantalla haga a alguien propietario de mas riqueza que 60 millones de personas?

Dicen que con los metales arrancados a América durante el saqueo post-conquista se podría haber tendido un puente de plata desde Potosí hasta Sevilla. ¿Se imaginan si la cantidad de dinero de las cuentas bancarias existiese? Moriríamos aplastados por el volumen de billetes sobre nosotres.
¿Se imaginan si el sistema financiero internacional que determina el valor de la leche, el pan, la carne, la tierra, las casas, los medicamentos, el acero, la electricidad, y prácticamente todo lo tangible que conocemos, fuese una mentira minuciosamente planificada en una ecuación matemática y aplicada bajo el destello de una metralla que amplia o modifica su objetivo pero dispara las 24 horas, subjetiva y objetivamente, metafórica y literalmente, en la pantalla televisiva de cualquier hogar de cualquier barrio, o en el plomo caliente entre las cejas de cualquier ser humano en Nigeria, Palestina, Arabia Saudí, Kazajistan, Yemen, Colombia, México o tantos otros países? ¿No seria terrible?
No creo en un puñado de hombres mayoritariamente calvos embuchados en costosos trajes oscuros alrededor de una mesa redonda definiendo el destino del universo. Pero; si del empleado promedio hasta el traficante de armas, pasando por el fabricante de tornillos o los dueños de los medios de multimedios omnipresentes de comunicación, tienen su guita en y dependen de, los bancos, esta gentuza del cajero automático tiene la zarten bien por el mango.


Pd.: Respecto de la FED y esta jodita de que una empresa imprima los billetes de una nación soberana. Boudu, (si, el que toca la guitarra) un personaje salido de las entrañas de la Ucedé y que se encuentra imposibilitado de contar con mi aprecio, fue procesado (por un auto flojo de papeles! diría mi abuela antes de dejarme terminar) y encarcelado por expropiar Ciccone, la empresa que le fabricaba el dinero a la Argentina. Nada, que lo valiente no nos quite lo cortés.
Para información interesante, les recomiendo a quienes no lo hayan visto o leído:
«Zeitgeist» un documental de autor desconocido disponible en Youtube
«Hitler Gano la Guerra» y «Nadio vio Matrix» de Walter Graziano disponibles en PDF.

Colectivo Editorial ZondeTrope

1 Comment

  1. David dice:

    Buenísima la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *