San Miguel del Monte y la Maldita Policia.

4 pibes mueren en manos de la Policia Bonaerense, otra vez.

El gatillo alegre.

Así definió alguna vez Rodolfo Walsh a la Policía Bonaerense. Con el correr de los años se institucionalizo una de las prácticas más aberrantes de las democracias contemporáneas bajo el nombre de Gatillo Fácil. En el giro post-dictadura con el avance de los Estados de Derecho cada vez con menos derechos, la sobrepoblación de gente marginada de toda inclusión social fue cada vez más combatida a los tiros, por la espalda, desarmados,  porque si, por si acaso. Con el enemigo ideológico una vez exterminado, el giro represivo viro rápidamente al enemigo de clase. Esos pibes jóvenes excluidos que a veces atentan contra el orden establecido, ese que los margina, maltrata y desprecia. Pero que siempre, con su sola existencia, lo denuncia. Esa práctica represiva nos arrastró al nefasto número de un pibe asesinado por la policía cada 24 horas en la Argentina. Varones jóvenes de los barrios populares de la Argentina componen el 90% de la estadística. Este lunes último, en San Miguel del Monte, cien kilómetros al Sur de la Capital Federal, 3 adolescentes y un mayor de edad perdieron la vida en manos de la Bonaerense, una quita joven está internada en estado crítico. Una supuesta voz de alto al vehículo donde viajaban ellxs. Disparo. Persecución y más disparos. El auto donde todos estos pibes viajaban termino estrellado debajo de un camión con el fatal resultado mencionado. Luego manipulación de la escena y las declaraciones de primeros testigos. La versión oficial: el repertorio habitual. Que huyeron, que no hubo disparos, que fue un accidente. A lo Poncio Pilatos. Los medios ni mu. Hasta ayer martes, donde una pueblada se hizo sentir y logro que apunten las cámaras allá donde brillaban por su ausencia. Los hechos están en desarrollo. La intendenta dio marcha atrás con su apoyo oficial a la versión de los uniformados y guarda silencio. 3 policías involucrados habrían sido desafectados.

Necesitamos comprender, de una buena vez, que no se trata, ni ayer ni hoy, de la famosa manzana podrida. Es toda la institución. Entrenada para el mal y mal entrenada, totalmente despreciante de los derechos humanos fundamentales, cumpliendo un rol de reguladora poblacional basada en el genocidio por goteo, involucrada en la absoluta totalidad de las operaciones ilegales de tráfico de drogas, trata de personas, crimen organizado y demases, esta Policía (Bonaerense, Federal, Provincial, etc.) representa un cáncer social que seguirá carcomiéndonos en tanto y en cuanto las cosas sigan como están. Y por ende, es imprescindible, que como sociedad nos plantemos en discutir qué tipo de mundo queremos. Como vamos a garantizar los derechos que cada ser humano tiene bajo el sol y como pretendemos sea el “sistema de seguridad” que rectorice el incumplimiento de los deberes que cada ser humano tiene como consecuencia de sus derechos. Por último, y dejando la poquísima decencia literaria que tienen estas líneas, necesitamos que la parte de la sociedad que sigue pensando que “algo habrán hecho”, “si no tuvieran nada de que esconderse no se habrían resistido / fugado / asustado y otras giladas por el estilo, se rescate. Se rescate de una vez por todas. La policía mata, cada vez más.

Reproducimos a continuación el comunicado emitido por amigos y familiares, a quienes acompañamos desde la distancia en este momento de tanto dolor y tanta bronca.

Los familiares y amigos convocan a una marcha para pedir el esclarecimiento del hecho bajo la consigna “Queremos explicaciones, queremos a los responsables” el próximo jueves 23 a las 14hs en la Plaza Adolfo Alsina.

Reproducimos a continuación el comunicado que se está difundiendo:

San Miguel del Monte, provincia de Buenos Aires.
El pasado lunes alrededor de la 1 de la madrugada el auto en el que viajaban 5 jóvenes del pueblo impactó contra el acoplado de un camión estacionado en la colectora, al costado de la Ruta 3. Cuatro de ellos murieron y la quinta ocupante está en gravísimo estado de salud luchando por su vida. El choque se produjo luego de que la policía llevara adelante una infundada persecución a modo de cacería y abriera fuego sobre el auto.
Sin embargo, la versión declarada por la policía habla de un supuesto llamado al 911 para denunciar al auto, de una persecución al mismo sin tiros de por medio y de un ‘accidente’ final. La fiscalía a cargo ya cuenta con pruebas contundentes que desmienten esta versión (no hay registros de ningún llamado al 911, las cámaras de seguridad filmaron el momento en que un policía dispara contra el auto, los testimonios aseguran haber escuchado tiros y hay rastros de los disparos), las cuales demuestran la responsabilidad de la policía sobre la muerte de estos cuatro jóvenes y la gravedad de los hechos por haber falsificado y falseado las declaraciones en el inicio del procedimiento. A la vez que desmienten las palabras de la intendenta Sandra Mayol, quien repitió los dichos de la policía aclarando a las familias que no hubo disparos.
Una vez más queda demostrado que nuestros chicos no son peligrosos ¡sino que están en peligro!
¡Verdad y justicia! ¡Por Gonzalo, Camila, Danilo, Aníbal y Rocío! ¡Cárcel para los responsables!

En desarrollo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *